La lúcuma

En la anterior batalla entre Lima-Centro y Lima-Miraflores, no quedó muy claro el vencedor, pero en lo que a vivir se refiere, si tuviera que vivir en Lima y pudiera elegir la zona, elegiría sin duda Miraflores.

Leer más
Lima: Centro vs. Miraflores

¡Bienvenidos al mítico Perú City Square Garden, donde se celebra el clásico de los clásicos, el combate entre los barrios de Lima-Centro y Lima-Miraflores!

Leer más
El cóndor pasa… de nosotros

Miradnos ahí, esperando a que algún cóndor se digne a pasar por delante de nosotros, pobres humanos, y así poder fotografiarlo en su hábitat natural.

Leer más
Islas que curan

Ya he mencionado anteriormente el poder curativo de algunas islas. Estos días he estado en otras igualmente sanadoras, hasta cierto punto (el punto en que te dejas o no asediar por los indígenas para comprarles su artesanía). Las islas son Uros, Amantaní y Taquile, en el lago Titicaca (pronunciado «Titijaja»).

Leer más
A estas alturas

A estas alturas de viaje, uno mira el calendario más de costumbre que antes. He llegado muy lejos, y parece que todavía queda mucho por ver y hacer. Después del Machu Picchu, estuve unos días en Cuzco, para curarme de unas heridas (también físicas) y conocer la ciudad como merecía.

Leer más
La terraza de los dioses

…y comienza la carrera. Los que estamos en la cola subimos las penitenciarias escaleras hasta la segunda puerta del sitio arqueológico, porque sólo los 400 primeros podrán subir al Huayna Picchu, la montaña sagrada que corona la famosa ciudad inca.

Leer más
Tiempo dilatado

¿No te gusta la sopa? Pues toma dos tazas. Bien, quería evitar los trayectos largos, y la única opción que tuve desde Nazca a Cuzco fue un autobús nocturno que tardó 15 horas. Y prefiero no hablar de la música durante el trayecto, o la actitud de algunos pasajeros.

Leer más
Polvoriento Perú

Ya os conté que Perú tiene desiertos de impresión. Realmente es uno de los tres princpales climas dominantes del país: costa (desierto), sierra (los Andes) y selva (el Amazonas).

Leer más
«Queridos Reyes Magos»…

…O «Jugando, Jugando», según se mire. Os cuento. Estos fueron los nombres de sendas exposiciones que hubo hace mucho tiempo y que trataban la evolución del juguete a lo largo de la historia. Yo era pequeño cuando la vi, pero la recuerdo perfectamente, porque cada juguete era una auténtica obra de arte.

Leer más