Estrategia de difusión de «Proserpina en un búnker»

El 17 de enero salió a la preventa mi primera novela, «Proserpina en un búnker». Fue un gran momento, y por fin mi nombre, Pablo Olivares, se mostraba al mundo como escritor o autor. Tal vez en otra ocasión comentaré más en detalle el proceso de creación y edición del libro, pero ahora voy a centrarme en lo que ha supuesto la campaña de difusión abarcando las diferentes presentaciones y acciones como las entrevistas que me hicieron.

Yo mismo diseñé la imagen, y basé todos los materiales de difusión en ese diseño para otorgar unidad y crear una «marca» que identificara al libro: fondo casi blanco del conjunto escultórico de «El Rapto de Proserpina», de Bernini, textos importantes en cyan, misma tipografía que la portada del libro, un 3D corpóreo del libro, etc, pero sobre todo, una imagen que fuera fácilmente adaptable a diferentes formatos.

Por eso, partiendo de esa imagen, hice adaptaciones a los distintos formatos que iba a necesitar: 4:3, 16:9, 1:1, 9:16, 3:4, etc. Adapté una imagen de portada para las redes sociales de Facebook, Twitter y Linkedin, todas creadas a su resolución necesaria.

La imagen principal que he manejado para la novela «Proserpina en un búnker»

El libro y el público objetivo

Mi público objetivo aún no sabía nada de mi libro, ni de qué iba, ni nada. Así que lo primero que hice fue crear varios carteles aportando datos sobre la sinopsis y los personajes, que los compartí con dos días de separación en Facebook, Twitter e Instagram.

Además, contacté con un prescriptor para apoyar con una frase que describiera la esencia del libro. El prestigioso poeta murciano José Luis Martínez Valero fue una de las primeras personas en leer la novela ya publicada, y esto fue lo que escribió sobre «Proserpina en un búnker»:

Fotografías profesionales

Era importante también crear una imagen personal, con el fin de crear una carpeta de fotos mías que los medios (y yo mismo) pudieran utilizar. Para ello, conté con el fotógrafo Javi SanVega, que realizó una estupenda sesión de fotos, justo con la imagen que quería transmitir, aderezada con su toque único y especial a la hora de retratar personas.

Posicionamiento

El posicionamiento es algo que trabaja por ti a la larga si lo configuras de la manera adecuada. En mi caso, encontré que hay varias personas públicas llamadas «Pablo Olivares», incluso algunas de ellas escritores también. Por eso la estrategia de posicionamiento tenía que dar un pequeño rodeo para llegar a donde me interesaba.

Entonces, ¿cómo posicionarme como escritor o autor? La clave era posicionar «Proserpina en un búnker» en primer nivel, vinculado a mi nombre, para que los motores de búsqueda asociaran «Pablo Olivares» con «escritor» o «autor». Para ello, registré el dominio proserpinaenunbunker.com en octubre, cuando comencé el proceso de edición con Editorial Autografía. Esto, combinado con el trabajo de posicionamiento que han realizado las famosas webs de librerías (porque les conviene, ya que nunca se sabe cuánto va a triunfar un libro), haría entender a los motores que yo soy un escritor que ha publicado «Proserpina en un búnker».

La web dedicada de «Proserpina en un búnker».

Posteriormente, he ido añadiendo diferentes acciones en la plataforma Creactivers, que también está preparada para posicionar al instante cualquier contenido que los usuarios (incluido yo) suben. Todos los contenidos que subo relativos al libro, en web o redes sociales, siempre tienen entre las primeras palabras las palabras clave «Pablo Olivares» y «Proserpina en un búnker».

Difusión en redes sociales

WhatsApp

Hasta que se publicó la novela «Proserpina en un búnker», jamás había añadido un estado de WhatsApp. Desde hacía muchos años esperaba este momento, y no quería añadir estados irrelevantes y que la gente pudiera ocultarme. Yo quería que la primera vez que añadiera un estado fuese para dar difusión al libro. Y vaya si tuvo visualizaciones. Pasé todo el día respondiendo mensajes personalizados de amigos que me felicitaban por la publicación.

Además, el día en que salió el libro envié sendos mensajes muy elaborados (resumiendo el libro, con el enlace de compra, etc.) a varios contactos seleccionados: uno a potenciales compradores del libro y otro a amigos muy cercanos que reenviarían mi mensaje a otro círculo de amigos suyos, inaccesible para mí.

Instagram

Confieso que no tenía cuenta personal de Instagram hasta el mes de octubre anterior (de 2021). Me ha permitido conectar con generaciones más jóvenes y crear un contenido más dinámico. Comenzó siendo una red social «secundaria» en mi hoja de ruta, y fue la más citada y etiquetada por terceros cuando llegaron las entrevistas en medios.

Twitter

Twitter lo uso más para «desfogue personal», así que era necesario hacer un hiato entre las publicaciones más personales y las puramente promocionales, para no causar tanto contraste en los millones de seguidores que tengo. XD Sirvió mucho para retuitear a los medios y conectar con los periodistas que me entrevistaron.

Facebook

Publicaba casi lo mismo que en Instagram, pero repitiendo las publicaciones y citando correctamente con el «arroba» adecuado a las personas que mencionaba. Creo que en redes sociales «hermanas» como FB e IG, hay que tomarse el tiempo de publicar en cada una de ellas sin automatizarlas, porque caes en el peligro de que uno u otro público se considere «menos» que el otro porque los «arrobas» no están bien citados.

Difusión en medios tradicionales

Lo siguiente fue fijar una fecha de presentación en Murcia. Centro Cultural Las Claras me abrió las puertas para ello, y fijamos el 4 de marzo como fecha estelar para dar a conocer el libro. Ahora, lo importante era darme difusión entre los medios de Murcia, a fin de comenzar a crear mi propio clipping de medios.

Para ello, me asocié con una agencia de comunicación. Gracias a ellos me entrevistaron en el «Póker de medios murcianos»: La 7 TV, el Diario La Verdad, el Diario La Opinión y Onda Regional de Murcia. Un éxito. La clave (aparte de haber compartido afinidad con la agencia de comunicación) está es poder estar disponible cuando ellos te lo pidan: un lunes por la mañana, un martes por la tarde. Aquí es donde muchos fallan porque, incluso teniendo los contactos, algunos entrevistados exigen ciertos horarios (por conveniencias varias) y choca con la compatibilidad de las escaletas de esos medios. Así que, consejo: si alguna vez contratas una agencia de comunicación para que te ayuden a conseguir entrevistas, tienes que estar dispuesto a aceptar los días y las horas que te ofrezcan.

Presentaciones de «Proserpina en un búnker»

Entre marzo y mayo de 2022 tuve cuatro presentaciones del libro «Proserpina en un búnker» muy importantes:

4 de marzo de 2022. Centro Cultural Las Claras, Murcia.

9 de marzo de 2022. Biblioteca Salvador García Aguilar, Molina de Segura (Murcia).

23 de abril de 2022. Día de Sant Jordi 2022, Barcelona.

21 de mayo de 2022. Librería Sin Tarima Libros, Madrid.

Cabe destacar que en la presentación de Madrid, creé una performance de danza junto a dos actores de la RESAD Madrid, y la productora Yaku Films grabó y editó el vídeo:

«Proserpina en un búnker» en México

El 2 de junio de 2022 llegó uno de los grandes hitos para «Proserpina en un búnker»: el libro llegó a México, a precio mexicano y no español, algo muy importante para poder garantizar que la gente del país pudiera comprarlo. La editorial fue clave para conseguir esto. Se fijó un punto de venta exclusivo, el MUPYP – Museo del Pulque y las Pulquerías, y todos los ejemplares se agotaron en poco tiempo.

Implicación de los lectores

Sucedió que muchos lectores viajaron al extranjero con el libro, o bien lo compraron directamente ahí. Es el caso de Yemen, Islas Maldivas, Florida (EE.UU.) o, por supuesto, México. Estos lectores me enviaron fotoso del libro en esos lugares, y con su permiso lo compartí en mis redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter).

En Yemen. Cortesía de Dani Lustig.

En Maldivas. Cortesía de José Luis.

En Florida. Cortesía de Andrei Parladé.

En Tepito (CDMX). Cortesía de Bea.

El libro ha funcionado bien. Lo más importante es que está gustando mucho, y las reacciones de los lectores son positivas y sinceras. Esta estrategia, sin apenas medios económicos, me ha hecho cruzar muchas puertas y llegar muy lejos, algo que también me ha dado la libertad necesaria para poder gestionar los contenidos según un calendario que me he marcado.

Si bien el libro se puede comprar en muchas plataformas, yo siempre recomiendo pedirlo a las librerías de barrio, para asegurar una cadena de distribución más sana y sostenible y mayores beneficios para todos los actores implicados desde la editorial, pasando por la distribuidora y la librería, hasta mí mismo. Si crees que «Proserpina en un búnker» merece la pena, sigue mi consejo, y si quieres, escríbeme y podemos hablar en persona sobre el libro, la vida o la satisfacción de abrir puertas.

«Proserpina en un búnker» en el escaparate de la Librería Aguayo de Carabanchel.
¡Compártelo!

Pablo Olivares

Tras muchos años como copy y creando contenidos, creo que lo que hago realmente es creatividad estratégica, porque las palabras solo tienen sentido cuando obedecen a un propósito. En la pestaña "Trabajos" tienes una muestra de mi portfolio. ¡Gracias por visitar mi web!

Deja una respuesta